noviembre 11, 2020

El nuevo presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, describió como “obsequiosa y enérgica” la bienvenida que ha recibido de los aliados tradicionales del país en Europa y Canadá, y prometió “situar a EE.UU. en el lugar de respeto que tenia antes”.

“Antes que nada, les estoy dejando saber que Estados Unidos ha vuelto. Vamos a meternos de nuevo en el juego. Ya no es Estados Unidos solo”, dijo Biden en su primera rueda de prensa como presidente electo, refiriéndose a la política de aislamiento ejercida por el mandatario saliente, Donald Trump.

“Estoy seguro de que vamos a poder situar a Estados Unidos de nuevo en el lugar de respeto que tenía antes”, añadió.

Biden hasta el momento ha mantenido conversaciones telefónicas con líderes de seis países del mundo, y menciono que aún tiene muchas llamadas por contestar a otros dirigentes.

“La respuesta de esos líderes a mi victoria electoral ha sido obsequiosa y energética”, aseguró.

Biden conversó el martes con la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, Emmanuel Macron; el primer ministro británico, Boris Johnson, y su homólogo irlandés, Micheál Martin y por ultimo este lunes habló con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Estas primeras relaciones con Europa y Canadá es una señal de la reconstrucción de la relación con esos aliados tradicionales de Estados Unidos, cuyos lazos se han debilitado bajo la Presidencia de Trump.

A pesar que la victoria de Biden ya es reconocida, hay países que aun no se pronuncian al respecto como las dos principales potencias de Latinoamérica -México y Brasil- además de a Rusia y a China.

Inclusive, líderes de países que han mantenido una buena relación con Trump, como el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan ya han decidido felicitar a Biden tras un silencio inicial.