El director de la Inteligencia estadounidense, John Ratcliffe, acusó este 21 de octubre a Rusia e Irán de “emprender acciones específicas para influir en la opinión pública”, en relación a las elecciones presidenciales que EE.UU. celebrará el próximo 3 de noviembre.

“Hemos confirmado que alguna información del registro de votantes ha sido obtenida por Irán y, separadamente, por Rusia”, declaró en el marco de una rueda de prensa John Ratcliffe.

“Ya hemos visto a Irán enviando correos electrónicos falsificados, diseñados para intimidar a los votantes, incitar el malestar social y dañar al presidente Trump”, agregó.

Según Ratcliffe, se trata de “intentos desesperados de adversarios desesperados”. “Nuestros sistemas electorales son resistentes y ustedes pueden estar seguros de que sus votos son seguros”, precisó, destacando que “no se tolerará la interferencia extranjera en las elecciones”.