La actual pandemia ha cambiado el modo en que usamos las redes y creamos contenidos y, como ha ocurrido ya con otras plataformas online, Instagram ha decidido adaptarse a los deseos de sus usuarios.

Un número cada vez mayor de éstos recurre a las emisiones en vivo para, por ejemplo, organizar aquellos eventos que ya no pueden realizarse de manera presencial (de clases a conciertos, pasando por congresos de todo tipo).


Y por eso, los responsables de la plataforma han decidido aumentar la utilidad de Instagram Live aumentando hasta las 4 horas su duración máxima, frente a los 60 minutos actuales.

Tres horas más para crear contenidos… y 30 días más para descargarlos

Este cambio no hace sino igualar la duración máxima de las emisiones en directo de Instagram a las de Facebook, también situada en las 4 horas (al menos, cuando emitimos desde dispositivos móviles, pues los usuarios de Facebook cuentan con el doble de tiempo si optan por usar un PC).

El cambio empezará a implementarse a partir de hoy, pero quizá no todos los creadores de contenidos con cuenta en Instagram puedan aprovecharse de este cambio: la compañía ha dado a entender que por ahora no se activará en cuentas con cuenten con un historial previo de infracciones.

Por otra parte, Instagram ha hecho otro anuncio de una futura funcionalidad relacionada con las emisiones en directo: la posibilidad de archivar éstas durante un máximo de 30 días.

Archive Asset

Hasta ahora, la única manera de hacer que siguieran disponibles una vez emitidas pasaba por publicarlas en IGTV inmediatamente después de la transmisión (opción, a su vez, no introducida hasta el pasado mes de mayo).

Así, los creadores de contenidos contarán con un mes entero para descargar sus directos archivados y republicarlos en otras plataformas sociales (como Facebook o YouTube), e incluso para recortar fragmentos y subirlos a TikTok.

Temas

  • Redes sociales y comunidades