noviembre 5, 2020

La ventilación de espacios cerrados se ha convertido en algo fundamental en los últimos tiempos, pero en estos meses en los que las temperaturas comienzan a bajar se convierte en algo difícil para los hogares. Si abrimos las ventanas entra el aire frío y después tendremos que poner la calefacción sino queremos pasar frío, con lo cual aumentamos ese gasto. Aunque siempre lo más recomendable es el aire de fuera de la casa, una buena opción para cuando esto no sea posible son los purificadores de aire. En este sentido, Ikea, que cada vez tiene más tecnología en su catálogo, los presentará el año que viene.

La colección de purificadores de aire, FÖRNUFTIG, que llega a China este mes y a España en febrero del próximo año, es un paso más dentro de la estrategia de la compañía de fomentar una vida sostenible y saludable en el hogar, contribuyendo a esta causa con soluciones reales y al alcance de la mayoría.

En IKEA creemos que el aire interior limpio no debería ser un lujo para unos pocos y, por eso, una de nuestras principales prioridades en la creación del purificador de aire FÖRNUFTIG fue lograr que tanto el purificador de aire como los filtros tuviesen un precio bajo”, afirma Henrik Telander, desarrollador de Producto en IKEA of Sweden. “Actualmente, los purificadores de aire no son una opción viable para la mayoría de las personas, especialmente para aquellas que viven en espacios pequeños. Con esto en mente, hemos optimizado el purificador de aire para que pudiera funcionar en unos 10 metros cuadrados utilizando menos material de una manera más inteligente, lo que nos permitió reducir el precio”.

Según la OMS, la contaminación del aire interior es un gran problema de salud que puede producir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, enfermedades respiratorias y cáncer. La contaminación interior que los científicos creen que podría ser la más perjudicial para la salud humana son las partículas (PM). Las más pequeñas son las que suponen el mayor riesgo, ya que podrían introducirse en el torrente sanguíneo y dañar el corazón y otros órganos, incluido el cerebro.

IKEA lanza una colección de purificadores de aire que llegará a España en febrero de 2021 31

Existe la idea errónea de que la contaminación del aire se produce principalmente en el exterior y de que nuestra casa es un refugio seguro. En 2018, IKEA llevó a cabo la `Encuesta de Aire Limpio´ que reveló que las personas subestiman la contaminación del aire de sus hogares”, explica Alexandra Audrey Galef, responsable de Desarrollo de Sostenibilidad de IKEA of Sweden. “La guía ‘Clean Air at Home’ de IKEA contiene varias medidas sencillas que la gente puede llevar a cabo para mejorar la calidad del aire interior. Por ejemplo, utilizar un extractor de aire mientras se cocina, limpiar con regularidad para reducir el polvo o el moho y usar herramientas que purifiquen el aire”.

El purificador de aire FÖRNUFTIG cuenta con un prefiltro que elimina partículas grandes como cabellos y polvo; un filtro que elimina las partículas más pequeñas presentes en el aire, como el polvo y el polen, de menos de PM2,5 (tamaño de partícula 2,5 micras); y un filtro que purifica el aire eliminando varios contaminantes gaseosos como los COV y el formaldehído. Además, reduce los olores desagradables como los producidos por el tabaco o al cocinar. Está diseñado para ser fácil de usar, ya que se enciende simplemente girando el dial a la velocidad deseada del ventilador en función de la actividad que se esté llevando a cabo en el hogar. Dependiendo de la velocidad del ventilador, su consumo será entre 2,5W-19W.

Parte de lo que hace que FÖRNUFTIG sea asequible es que hemos logrado reducir significativamente su consumo de energía y, por lo tanto, garantizar un bajo coste de funcionamiento para el cliente”, añade Henrik Telander.

IKEA lleva años reduciendo la contaminación del aire de sus operaciones propias y eliminando de manera gradual los productos químicos para evitar cualquier efecto nocivo para la salud de las personas o el medio ambiente durante todo el ciclo de vida del producto. Un ejemplo es el formaldehído, cuyo valor límite de IKEA para los distintos materiales a base de madera está muy por debajo del nivel límite de Europa.

Sabemos que no existe una única solución para combatir la contaminación. Estamos trabajando para lograr un cambio positivo a largo plazo, para ayudar a las personas a llevar una vida más saludable y sostenible”, afirma Alexandra Galef.