diciembre 7, 2020
Una pila del último catálogo de Ikea, en una tienda en Estocolmo (Suecia).
Una pila del último catálogo de Ikea, en una tienda en Estocolmo (Suecia).ANNA RINGSTROM / Reuters

Nació en 1951. Su portada la protagonizaba un sillón, el ya icónico MK: 285.000 copias que se distribuyeron principalmente en el sur de Suecia. El famoso catálogo de Ikea dejará de publicarse este año, una consecuencia del “cambio en el comportamiento de los consumidores”, según ha anunciado la empresa de muebles.

La compañía pone fin así a una revista que se ha mantenido en el mercado ininterrumpidamente durante 70 años y que alcanzó su difusión máxima en 2016, cuando distribuyó más de 200 millones de copias que llegaron a hogares y sedes de la empresa en más de 50 mercados en todo el mundo en 32 idiomas. Su última publicación ha tenido una tirada de 50 millones de ejemplares.

“El comportamiento de los consumidores ha cambiado, desde hace algunos años cada vez menos gente lee la revista en papel. Hemos tomado la decisión emotiva, pero racional, de poner fin de un modo respetuoso al catálogo”, ha asegurado la compañía en un comunicado este lunes. Su último ejemplar es el de la colección 2021, que se lanzó a finales del verano pasado.

Con esta decisión, Ikea quiere avanzar hacia un mercado digital, después de constatar el interés creciente de los clientes en las compras online. Hasta finales de agosto, la compañía registró un aumento del 45% en sus ventas a través de su página web. “El número de copias ha descendido, a la vez que el uso de nuestra web, apps y redes sociales se ha incrementado. En este escenario, el catálogo ha perdido importancia”, ha asegurado Konrad Gruss, portavoz de la empresa, en una entrevista con Reuters. Gruss ha explicado que la decisión conlleva un factor emotivo para todos los empleados, muchos de los cuales han crecido con esta publicación.

La compañía ha precisado que la revista ocupaba una parte importante de su presupuesto dedicado a marketing, aunque no han especificado cifras. Ese dinero se destinará ahora a nuevas estrategias digitales. Ikea no da el papel por muerto definitivamente, porque está trabajando en una publicación más pequeña dedicada a “inspirar con ideas para la decoración” que estará disponible en tiendas en 2021.

El catálogo de Ikea ha dejado algunas de las mejores campañas de publicidad en los países en los que se distribuía, pero también ha vivido episodios polémicos. En 2012, recibió críticas de grupos de derechos humanos al suprimir las figuras femeninas de su publicación en Arabia Saudí. En ese momento, la compañía se excusó diciendo que había sido una petición de su franquicia local.