septiembre 30, 2020

El artista puertorriqueño Héctor Lavoe es una de las figuras más representativas de la salsa en todo el mundo y este miércoles 30 de setiembre habría cumplido 74 años. “Él no está con nosotros, pero su música sigue”, dijo su amigo y colega Ismael Miranda, el día de su entierro en 1993. No se equivocó.

La música de Héctor Lavoe traspasó fronteras, su disco Strike’s Back fue nominado al Grammy y cantó al lado de otros grandes representantes del género como Willie Colón, Cheo Feliciano, Richie Ray, Ismael Miranda, Celia Cruz y Rubén Blades.

A más de siete décadas de su nacimiento, repasamos algunos datos poco conocidos de la vida de Héctor Lavoe, el ‘Flaco de oro’.

Su nombre completo es Héctor Juan Pérez Martínez y sus padres Luis y Francisca eran músicos que vivían de su arte y de esa manera sostenían su hogar.

Los artistas Jesús Sánchez Erazo, Daniel Santos, Ismael Rivera, más conocido como ‘Maelo’ y José Cheo Feliciano, influyeron en su elección de crear temas de salsa, pese a que su padre lo inscribió en una academia de música clásica. Durante su adolescencia forma parte de un grupo para interpretar boleros y salsas en los locales de Ponce, su ciudad natal. Ganaba 18 dólares por noche.

En 1963, a los 17 años, el joven artista se muda a Nueva York en busca del “sueño americano”. Asistió a ensayos y castings hasta integrarse en las bandas Nueva York y Alegre All Stars, para luego sumarse las filas de la orquesta Fania All Stars.

Tres años después, el ‘Jíbaro de Puerto Rico’ conoce a Willie Colón, artista nacido en Estados Unidos pero de padres puertorriqueños. “Ambos conocimos el mundo en el barrio del Bronx. Aprendí a hablar español con Héctor, aunque al principio entendí lo que me decía. Recuerdo que tenía un sentido del humor brillante y era un gran imitador de cantantes”, comentó Colón en una entrevista.

Héctor Lavoe alcanza la fama y popularidad en 1967, con su primer trabajo discográfico producido en colaboración con Willie Colón: El malo, álbum dedicado a la cultura de los barrios marginales de Norteamérica y Latinoemérica.

En 1968 se empareja con Carmen Castro, una de sus seguidoras, con quien procrea su primer hijo: José Alberto. Sin embargo, el romance no llega a buen puerto y un año después, Lavoe tiene a su segundo hijo con Nilda Román, quien además se convierte en su esposa.

Entre 1967 y 1973 graba más de 18 discos al lado de Willie Colón. Che che colé, Ausencia, Calle luna calle sol, Todo tiene su final, De Asalto navideño, El Juicio y Lo mato se convierten en las canciones más aclamadas por el público.

En 1975, Willie Colón se separa de Héctor Lavoe por los excesos y la adicción a las drogas de este último; el mismo año ‘el cantante de los cantantes’ lanza La voz, su primer álbum como solista y el éxito lo acompaña con ocho discos siguientes. El álbum Comedia rompe récords de ventas con el tema El cantante, de la autoría de Rubén Blades.

A finales de los años 70, la depresión y adicción a la heroína derrumba a Héctor Lavoe y termina internándose en un sanatorio mental de Estados Unidos. Durante los años 80, se muda a Cali y ahí vuelve al consumo de estupefacientes, aunque no deja de cantar.

En febrero de 1987 se entera del asesinato de su suegra en Puerto Rico; en mayo, su hijo Héctor es impactado por una bala perdida que le causa la muerte. “Le rompió el corazón (…) En ese momento muere el alma de Héctor Lavoe”, comentó Tito Nieves sobre la difícil situación de su amigo y colega.

Un año después, continúa la secuencia de calamidades para Lavoe, pues es diagnosticado con SIDA. El cantante se lanza desde un noveno piso pero logra sobrevivir. Finalmente, en 1993 fallece a los 46 años debido a un paro cardiaco. Al día de hoy existen dos estatuas en honor del ‘Flaco de oro’, una en Puerto Rico y otra en el Callao, provincia constitucional del Perú.

Héctor Lavoe, últimas noticias:

al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes del entretenimiento nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.