noviembre 5, 2020
Un paciente recuperado de covid-19 se somete a una extracción de plasma para un estudio de Grifols.
Un paciente recuperado de covid-19 se somete a una extracción de plasma para un estudio de Grifols.EFE

La multinacional de hemoderivados Grifols sigue acumulando trimestres de crecimiento pese a la pandemia mundial de coronavirus. La compañía ganó 485,7 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un incremento de su beneficio del 14,7%. En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la cotizada ha destacado el aumento de sus ingresos, que se sitúan en 4.031 millones de euros, un incremento del 7,8%. La buena marcha de Grifols se explica principalmente por el tirón de la división Bioscience, dedicada a la producción de derivados de plasma, que acapara 3.242 millones de la facturación y crece un 10%. La acción de Grifols en Bolsa ha subido un 3,01% al abrir los mercados.

Grifols sigue inmune al impacto que la Covid-19 tiene sobre otras grandes compañías, a pesar de que la pandemia ha provocado una caída en las donaciones de plasma, que podría ser del 15% a finales de año. La compañía, en junio, contabilizó un impacto de 205 millones de euros por la pandemia, y en lo que va de año ha conseguido reducir los gastos en 77 millones. Sin embargo, Grifols ha detectado que desde verano han aumentado las donaciones de plasma.

En los últimos meses ha investigado proyectos para tratar el coronavirus mediante inmunoglobina, y para desarrollar una prueba diagnóstica. Pero su capacidad para resistir el golpe no se explica solo por los proyectos que desarrolla sobre esta enfermedad, sino que proviene de una tendencia de crecimiento y expansión que también ha dado sus frutos en los últimos meses, en los que cerró la operación cerrada con Shanghai RAAS para entrar en el mercado chino, y, el mes pasado, compró una fábrica en Canadá y 11 centros en Estados Unidos para afianzar su posición de liderazgo en este territorio.

Con todas sus instalaciones en activo, el crecimiento de Grifols en el tercer trimestre de este año ha venido por la división de Bioscience, que ha incrementado ingresos un 10,1%, y por el avance también en la división Diagnostic (un 2,3%). La división Hospital sí que ha sufrido el impacto de la pandemia, por la menor inversión y la ralentización de los tratamientos hospitalarios, y ha aportado un 9,8% menos a la facturación. El área de Bio Supplies, dedicada a productos no terapéuticos, registró unas ventas de 169 millonesde euros, un 9,3% menos. Grifols destaca que el margen Ebitda del tercer trimestre se situó en el 29,8 % y alcanzó los 404 millones, la cifra trimestral más alta lograda hasta ahora por la multinacional.

De enero a septiembre, Grifols invirtió 213,2 millones, principalmente en instalaciones productivas, mientras que destinó a investigación 247,3 millones. La compañía participa actualmente en más de 25 proyectos de investigación para posibles tratamientos contra la Covid-19.