Las redes VPN son algo que lleva existiendo muchísimo tiempo, pero si atendemos a lo que nos cuenta Google Trends, podemos ver que este año ha habido una explosión de búsquedas relacionadas con ellas coincidiendo con el confinamiento, cuando muchas personas han tenido que o bien conectarse desde casa a redes de su empresa o bien han tenido que reforzar su conexión.

En este contexto. Google acaba anunciar que dentro de un tiempo, el plan de Google One de 9,99 dólares, que da acceso a contar con 2 TB de almacenamiento en la nube, contará con una VPN gratuita que según Google garantiza «más protección online» con rendimiento de alta velocidad.


De momento solamente en Android y en Estados Unidos, y pronto «en otras regiones» y dispositivos

Vpn

En la web de la VPN, que está traducida a español, Google afirma que con su lanzamiento, se reforzará la seguridad de sus sistemas cifrando el tráfico online de tu teléfono Android, porque sí, de momento no estará disponible para dispositivos iOS o en escritorio. En este sentido, Google indica que próximamente también estará en iOS, Windows y macOS, pero sin dar una fecha concreta.

Lo mismo ocurre con la disponibilidad geográfica: en su lanzamiento, que será próximo pero sin fecha concreta, solamente estará disponible en Estados Unidos, con la promesa, eso sí, de que pronto se podrá usar en otras regiones. Los usuarios que puedan tenerlo desde el principio disfrutarán de una conexión cifrada haciendo cualquier tarea, como reproducción de streaming, descarga y navegación. Es decir, no será solamente para utilizar Google One con mayor protección, aunque será desde su aplicación desde donde se gestione la VPN.

La VPN también ocultará la IP, y según Google vale para protegerse de los hackers en redes públicas. Frente a lo que quepa esperar, la compañía afirma que nunca registrará nuestra actividad de navegación mientras usemos la VPN. En cuanto al rendimiento, que puede ser otra de las preocupaciones con una VPN, Google asegura que la conexión será rápida al estar respaldada por su infraestructura.

De lo que no habla Google es de geolocalización, por lo que hay que asumir que con esta VPN no podremos cambiar nuestra ubicación de cara a los servicios online, como ya ocurre en las VPN de Opera y otras centradas en navegación segura.