noviembre 12, 2020

Google Fotos salvó toda una vida en fotos de esta usuaria: una historia que deja claro lo problemático que es que deje de ser gratis

Ayer, al conocer la noticia de que Google Fotos dejaría de ofrecer almacenamiento ilimitado gratuito en ‘Alta Calidad’, mi reacción fue la de pensar que estaba ante una de las grandes noticias tecnológicas y en cuanto a servicios de este atípico año.

Siendo la buena noticia que todo lo que hayamos subido hasta ahora al servicio no se perderá ni ocupará espacio de los 15 GB de la cuenta de Google, la parte mala es que muchas personas no reemplazarán el servicio con ningún otro, salvo que llegue una alternativa similar sin coste. Y dirán así adiós a un salvavidas digital sin igual, como el que veremos de dueña de la frutería a la que acudo.

Google Fotos no solo es (era) un almacén infinito de memorias, también un seguro ante desgracias

Google Fotos

Mi relación con Google Fotos ha sido la misma que con Google Contacts o con los Contactos de iCloud. Gracias al servicio, tenía la certeza de que pasara lo que pasara con mi smartphone, tendría un respaldo. Eso incluía alguna posible rotura de pantalla, robo o caída a un cubo de limpieza, escenarios comunes para muchas personas.

Salvo alguna foto que aún no hubiera podido subirse a la nube (y últimamente tenía la subida activada incluso fuera de Wi-Fi), no me daba miedo restaurar mi smartphone tras hacer un análisis y tener que devolverlo a una marca. Para mantener la calidad original de las fotos y los vídeos, cada cierto tiempo copiaba manualmente en local, pero incluso cuando no era así nunca me ha faltado nada de lo que le he pedido.

Por eso el símil con Google Contacts me parece el adecuado. Durante mucho tiempo (e incluso a día de hoy), muchas personas han perdido toda su agenda de contactos al cambiar de smartphone, al no tener una copia en la nube. Solucionar eso es tan sencillo como guardar los contactos en tu cuenta de Gmail, algo accesible desde la app de agenda. Así se evitan los clásicos mensajes de «he perdido todos los números, escribidme a WhatsApp al 6XXXXXXX.

Además de un seguro, Google Fotos era una forma más de poder hacer infinitas fotos sin preocuparnos por el almacenamiento: un paso más allá de la propia fotografía digital

Antes de Google Fotos, cuando configuraba un smartphone a un familiar que no supiera demasiado del tema, le explicaba en qué consistían los contactos en la nube y le ponía el guardado por defecto, para que en caso de cambiar de terminal, no tuviera que hacer nada ni echara nada en falta. A partir de 2015, con Google Fotos, comencé a hacer eso mismo con las fotos. Explicaba en qué consistía el producto, y aunque algunas personas se negaban a subir sus fotos a por privacidad, la mayoría agradecía sus ventajas, sin tener que pagar (punto muy importante).

Así, he visto de todo alrededor del servicio, y al configurar copia de la carpeta de WhatsApp he ayudado a que mucha gente recuperase fotos muy viejas, incluso de años atrás.

Así evitó Google Fotos un drama sin que la persona a la que se lo evitó conociera el servicio

Google Fotos 2

Pero quizá, la mayor anécdota que tengo con esto es de cuando a la mujer que regenta la frutería en la que compro le robaron el móvil en el propio local, mientras atendía a un cliente y no estaba pendiente del móvil. Mi novia me lo contó unas tres semanas después de que pasara, y al preguntarle por el suceso, la mujer estaba destrozada más allá del robo en sí. En en el móvil donde guardaba todas las fotos y vídeos que había hecho de sus hijos desde que eran bebés (el clásico de cambiar de microSD de un móvil a otro).

La nube es capaz de salvar lo que ni sabíamos que estaba guardado, y a esta mujer le ahorró la pena de perder todas las fotos de sus hijos

Al conocer el caso, le conté a la mujer que podía haber algo de suerte en el caso de que tuviera activado en su móvil la subida automática de Google Fotos. Ella me contó que no sabía qué era eso de Google Fotos, pero que (obviamente) sí que tenía cuenta Google. Entonces cogimos el ordenador, abrimos Google Fotos y efectivamente, allí estaban todas las imágenes y vídeos que creía que había perdido para siempre. No recordaba cómo había activado la sincronización automática, pero lo importante es que no había perdido nada. Se emocionó tanto que comenzó a llorar, e incluso me quería pagar como agradecimiento.

En Xataka

Lo de Google Fotos es un golpe bajo para quienes llevaban años subiendo su vida en fotos a la nube

Por qué creo que Google Fotos es irremplazable

Google Fotos

Decir que un servicio no puede tener reemplazo es muy osado. En este caso, pienso que para millones de usuarios puede no haber ninguna alternativa por una cuestión muy simple: gratuidad. Los usuarios que tengan Amazon Prime y se beneficien de Amazon Fotos (si es que conocen el servicio) se podrán beneficiar de algo similar, pero el resto es probable que no.

Dentro de los más de 1.000 millones de personas que utilizan Google Fotos hay muchas que nunca pagarán

Es probable que las personas que apenas conozcan Google Fotos, como he contado en el caso de la frutera, no paguen cuando Google les diga que su cuenta está llena, y lo normal en su caso es que opten por almacenar las fotos en su ordenador o en un disco duro externo. Cuando un servicio es bueno se acaba pagando, como han demostrado Netflix y Spotify, pero para ciertos tipos de usuarios el debate de pagar por un servicio de Internet está todavía algo lejos.


(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();


La noticia

Google Fotos salvó toda una vida en fotos de esta usuaria: una historia que deja claro lo problemático que es que deje de ser gratis

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Antonio Sabán

.