En una reunión del denominado “comando COVID” provincial de Puno, se tuvo como principales decisiones llamar a una cuarentena voluntaria a nivel de la provincia de Puno del 5 al 14 de agosto y solicitar que se ordene una cuarentena obligatoria del 15 al 31 de agosto.
Cabe recordar que solo gobierno central puede decretar una cuarentena obligatoria pero, las autoridades locales pueden solicitarlo y sustentarlo para que se movilice a las fuerzas armadas y policiales.
Respecto a la cuarentena voluntaria se dijo que se emitirá una ordenanza provincial. El municipio puede regular el funcionamiento de ciertas actividades económicas en su jurisdicción, sin embargo, su poder no alcanza a limitar la libertad de tránsito.
Mientras eso se daba en la provincia, desde el gobierno regional se informó que el gobierno regional expuso ante la presidencia del consejo de ministros la petición para entrar en un cuarentena obligatoria.
“La petición es respaldada por los comandos provinciales de Puno y San Román, quienes debido al incremento de casos Covid solicitan la implementación de la medida”, informaron desde el gobierno regional.
CRISIS.
Estas maniobras políticas se dan en medio del colapso del sistema de salud en las dos principales ciudades afectadas por la pandemia.
La mañana de ayer, nuevamente, un grupo de trabajadores del hospital regional Manuel Núñez Butrón protestaron por la falta de condiciones para laborar en tanto, se conoció la renuncia del director encargado y el alejamiento del subdirector.

Por: J. CARLOS FLORES VARGAS