noviembre 20, 2020

Luchar por la igualdad de género no es el único partido que se juegan a diario las chicas del fútbol femenino. Existe otro rival aún más difícil: el racismo. Fabiola Herrera lo vive en carne propia y cuenta su experiencia con el único objetivo de que nadie más pase por lo mismo.

¿Existe el racismo en el fútbol femenino?

Sí, y lo he vivido en carne propia. Me pasó en el 2018 en una final nacional. Un padre de familia me lanzó insultos racistas gritándome ‘cocodrilo’. Es muy feo y muy triste. Afortunadamente, nunca he tenido una reacción violenta, pese a que es muy difícil sobrellevar estos comentarios.

¿Qué tan importante es hablar estos temas con las niñas?

Mucho. Los clubes deberían dar charlas psicológicas sobre estos temas. Ahora, por ejemplo, se está desarrollando la campaña internacional ‘Blacks Live Matters’, donde Miryam Tristán, Marisela Joya y yo representamos al país. Espero que llegue el momento en que las mujeres no sean ofendidas y no tengan miedo o sientan vergüenza por su color de piel. Al contrario, que se amen por lo que son.

¿A esto se le suma el ser mujer…

Es como un doble racismo. Se debe cambiar y no solo en el fútbol, sino en todos los deportes. La mujer se está desarrollando de la mejor manera en todo ámbito. Es hora de que nos vean como lo que somos, valientes, fuertes, capaces. Hay mujeres que jugamos al fútbol mejor que un varón. Es hora de parar todo esto y que haya un cambio.

¿Cómo encontraste el fútbol femenino en el Perú?

Hay una mejora. Los Juegos Panamericanos y las dos finales que se jugaron en el Nacional fueron importantes. Hubo un crecimiento no solo por parte de las instituciones, sino también de la hinchada. Hay más personas apoyando al fútbol femenino. Eso va a permitir que este deporte sea cada vez más visto, y que las niñas puedan por fin tener referentes.

¿Cómo fue tu experiencia en Colombia?

Allá el nivel de organización es superior, el fútbol femenino ya es profesional. Todos los encuentros son en campos reglamentados, jugábamos previo al partido de los varones. Incluso, los hombres veían nuestro encuentro antes de entrar al camerino. Ojalá en el Perú se pueda vivir esto.

¿Cómo han sido estos días de entrenamiento con la selección?

Una sorpresa muy positiva, porque nunca hemos tenido una preparación tan larga. Creo que nos va a servir mucho.

¿Cómo te sientes en la ‘U’?

Estoy muy feliz de pertenecer a este club, es el actual campeón, y va a enfrentar una Libertadores. Los hinchas me han recibido muy bien, me están brindando todo su apoyo, al igual que las compañeras y el comando técnico.

¿Volverás al extranjero?

Yo regresé en septiembre del año pasado. Mi paso por Colombia me abrió muchas puertas, pero la pandemia frenó mis planes y no me dejó volver a salir. Estoy trabajando duro para que si Dios quiere, el próximo año, pueda volver al extranjero.

Fabiola Herrera

Fue la primera mujer peruana en tener un contrato profesional de fútbol femenino. Llegó a Colombia en el año 2019 para jugar por Millonarios, tras vestir la camiseta de Sporting Cristal.