Las autoridades regionales de España estudian las medidas excepcionales a adoptar para ordenar el cierre de los prostíbulos y los locales de alterne (nightclubs), al igual que se hizo con los destinados al ocio nocturno, como discotecas, karaokes, bares musicales o salas de baile, para evitar contagios de coronavirus.

La ministra española de Igualdad, Irene Montero, instó ayer jueves a las comunidades autónomas españolas al cierre de estos locales, ya que los contagios que se produzcan en estos lugares pueden conllevar un «aumento potencial de positivos de difícil rastreo«.

Montero envió una carta a los consejeros autonómicos para solicitarles que se adopten medidas específicas para frenar al virus cuando «la pandemia sigue siendo una realidad» en España.

El número de casos de coronavirus registrados en España es de 377 906 y las muertes registradas con la COVID-19 son 28 813 desde el inicio de la pandemia, según los últimos datos oficiales.

«Sin perjuicio de nuestra constante lucha contra la explotación sexual, considero importante que se actúe específicamente sobre aquellos lugares donde se ejerce la prostitución», expresó en la carta la ministra, que pidió también «alternativas dignas» para que las prostitutas puedan hacer frente a esta situación.

La primera en hacer efectivo la petición de Montero ha sido Cataluña, donde hoy se dieron por cerrados los prostíbulos al adoptar su gobierno regional medidas extraordinarias junto al cierre sin fecha de locales de ocio nocturno que incluye a los «establecimientos públicos con reservados anexos», explicaron a EFE fuentes del departamento catalán de salud.

En Madrid, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, aseguró que se está valorando la demanda de la ministra de Igualdad, aunque precisó que hay dificultades para adoptar este tipo de decisiones, ya que se trata de una actividad no regulada.

El ministro español de Sanidad, Salvador Illa, solicitó ayer a los gobiernos regionales extremar las medidas acordadas para tratar de evitar la transmisión del virus en otros ámbitos como el del ocio nocturno», informaron fuentes del Ministerio.

EFE