septiembre 17, 2020

España ve un poco más cercana la posibilidad de que Venezuela pueda celebrar elecciones con garantías democráticas. La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha asegurado este lunes que respaldará esa opción si se dan los requisitos. “Si hay espacio, por pequeño que sea, para que se celebren elecciones con condiciones democráticas España lo apoyará”, ha sintetizado en conferencia de prensa desde la sede del ministerio.

Las palabras de la titular de Exteriores van un paso más allá de lo manifestado hasta ahora sobre la posibilidad de que Venezuela pueda organizar unas elecciones parlamentarias que gocen de respaldo internacional. Preguntada sobre este mismo asunto en julio, González Laya hizo hincapié en lo difícil que será aceptar el resultado electoral si no se respetan las reglas del juego. Y hace solo unos días fuentes del ministerio concluían: “No consideramos que se den las condiciones para la celebración de elecciones”.

La principal novedad que orienta las valoraciones de la diplomacia es la irrupción de Henrique Capriles en el tablero venezolano. España vio con interés el movimiento del opositor de aceptar participar en las elecciones de diciembre con ciertas garantías de limpieza, un giro rechazado por Juan Guaidó, el presidente interino reconocido por casi 60 países —entre ellos España—, para tratar de fomentar una salida democrática al conflicto. A la pregunta de cuál es la posición española respecto a este movimiento, la ministra ha evitado mencionar a Capriles, pero ha transmitido ese mensaje más favorable a las elecciones.

En todo caso, González Laya ha insistido en que las condiciones electorales solo las pueden fijar los propios venezolanos y ha remitido la posición definitiva de España a las negociaciones que se producen en el seno de la Unión Europea. Este jueves la jefa de la diplomacia española participará en la reunión del grupo internacional de contacto liderado por la UE para buscar un compromiso entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición. En esa reunión, el alto representante para la Política Exterior Europea, Josep Borrell, presentará una valoración sobre si se dan las condiciones para la celebración de elecciones a final de año. Además de los países europeos, a este grupo se han adherido Argentina, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay.

En los últimos días, el servicio diplomático europeo ha transmitido que resulta precipitado enviar observadores de la UE —una de las propuestas que lanzó Maduro para que Europa valide las elecciones venezolanas— si se producen el 6 de diciembre, como está previsto. La reunión del jueves servirá para fijar una postura más clara sobre el calendario y las condiciones electorales en Venezuela.