noviembre 12, 2020
Ignacio Colmenares, presidente y consejero delegado de ENCE.
Ignacio Colmenares, presidente y consejero delegado de ENCE.

Ence Energía y Celulosa ha acordado vender el 49% de su filial de energías renovables (Ence Energía SLU) al fondo de inversión británico Ancala Partners por 359 millones de euros, aunque la operación excluye la planta termosolar de Puertollano, según ha informado la sociedad en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El acuerdo implica valorar al negocio de energía renovable, excluida la planta termosolar, por un importe aproximado de 886 millones de euros, en los que están incluidos 154 millones de deuda. El precio supondrá una plusvalía potencial de hasta 184 millones de euros.

El precio de venta de 359 millones incluye determinadas variables vinculadas al desarrollo de proyectos futuros en un plazo máximo de ocho años. Así, Ence recibirá un precio fijo de 225 millones de euros y un precio aplazado de carácter contingente cuyo importe máximo podrá alcanzar los 134 millones de euros.

Tras el acuerdo, Ence continuará manteniendo el control de su filial de renovables, al continuar siendo propietaria del 51% de su capital social, además de su participación del 90% en la planta termosolar de Puertollano.

La compañía ha enmarcado esta operación en el objeto de potenciar el crecimiento de energías renovables en España. Según ha apostillado la empresa, el acuerdo alcanzado contempla la posibilidad de cesión del 49% de la participación de Ence en un préstamo de socio otorgado al negocio de energía renovables de 100 millones de euros o, alternativamente, la capitalización del importe dispuesto del préstamo (75 millones de euros) y la transmisión del 49% de las participaciones asumidas con motivo de dicha capitalización.

De su lado, Ence ha iniciado un proceso para vender su participación del 90% en la planta termosolar de 50 MW en Puertollano, que fue adquirida en noviembre de 2018 por 146 millones de euros. Aunque el cierre de la operación se encuentra sujeto a determinadas condiciones suspensivas, los tres accionistas con mayor participación de la sociedad han firmado un compromiso irrevocable de votar a favor de la autorización en la junta de accionistas el próximo 14 de diciembre.