Más de la mitad de peruanos consume el doble de la cantidad de sal que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es una cucharadita en todos los alimentos del día. Especialistas de EsSalud advirtieron que el excesivo consumo de sal constituye un factor de riesgo que puede provocar severos daños a los riñones.

También te puede interesar: 5 sencillos tips para tener un peso ideal en esta Navidad

La nutricionista del Centro Nacional de Salud Renal de EsSalud, Victoria Chimpén Chimpén, señaló que, si bien es cierto, el sodio es un mineral indispensable para el funcionamiento del organismo, es suficiente el que adquirimos a través de los alimentos naturales, ya que todos cuentan con sodio en su composición química.

“No necesitamos agregar sal a nuestras comidas, ni a nuestras vidas. Si lo hacemos, es porque hemos adquirido este hábito como si fuera un potenciador del sabor y que, en realidad, no lo es”, acotó.

También te puede interesar: Consejos para superar el estrés y momentos de tensión

Sostuvo que los peruanos suelen adicionar más sal a los alimentos preparados, a veces sin siquiera haberlos probado. La mala alimentación sumada al consumo desmesurado de comidas ‘rápidas’, hace que los riñones reciban excesivo sodio, lo cual es dañino para la salud.

Para mejorar la salud, se recomienda variar los hábitos alimenticios inadecuados, eliminando la sal en las comidas, evitar el consumo de productos procesados y/o envasados como el atún, las sopas instantáneas, los cubitos de caldo, conservas, embutidos, sillao, condimentos artificiales, entre otros.