noviembre 10, 2020

La miniserie de Netflix ‘Gambito de Dama’, una de las grandes sorpresas de octubre, hizo que resurgiera el interés por el ajedrez y lo que implica ingresar a este mundo.

No se trata solo de un juego en el que se mueven piezas en un tablero, sino que requiere concentración y esfuerzo mental para crear una buena estrategia.

Debido a que es una competencia y tiene instrucciones que se deben seguir, este juego es considerado un deporte que en el Perú tiene competidores de talla mundial; por ejemplo, los hermanos Cori— Jorge y Deisy¬— y Julio Granda Zúñiga. Pero ¿cuán beneficioso es que los menores aprendan ajedrez?

1. Mejora la atención. Cuando juegan ajedrez tienen que estar atentos a las jugadas de los adversarios, por lo que mejora su capacidad de atención y concentración. Esta disciplina también mejora la memoria.

2. Capacidad cerebral. Los niños que juegan ajedrez mejoran sus capacidades cognitivas, ya que aprenden constantemente nuevas estrategias, toman decisiones bajo presión y anticipan el movimiento de sus adversarios.

3. Ayuda a socializarse. Al practicar ajedrez, conocerán y se comunicarán con otros niños que tienen el mismo interés por el juego. Estas conversaciones pueden ser el inicio de una gran amistad.

4. Fomenta la tolerancia. Los menores desarrollan valores como tolerancia, compromiso, esfuerzo y justicia. Aprenden que para lograr sus objetivos deben esforzarse al máximo y enfrentar posibles fracasos.

5. Eleva competencias educativas. Estudios revelan que el ajedrez mejora las habilidades matemáticas, lectoras y cognitivas de los niños. Aunque aclaran que este beneficio ocurre después de varias horas de juego.