diciembre 7, 2020

La nave llegó el lunes 7 de diciembre a la Estación Espacial Internacional, acoplándose junto a otra cápsula Dragon que llevó astronautas hace tres semanas. Es así que la empresa tiene dos capsulas Dragón en el espacio orbital por primera vez.

SpaceX rediseño sus naves de suministro, para que puedan llevar mayor cantidad de carga y a diferencia de las antiguas que eran ser sacadas de la órbita terrestre por el brazo robótico de la estación, este modelo más grande y actualizado hizo todo por su cuenta un día después de despegar del Centro Espacial Kennedy de la NASA.

La nueva capsula llevo una carga grande, de más de 2.900 kilogramos de peso que incluye experimentos, equipos, regalos y los ingredientes para que los siete astronautas en la estación disfruten un festín navideño.

La cápsula se acopló a más de 420 kilómetros sobre el océano Índico bajo la supervisión de la tripulación. Los dos sitos disponibles para las cápsulas Dragon están a unos 4.5 metros de distancia entre sí.

Kate Rubins, astronauta de la NASA, ofreció una “gran felicitación” a SpaceX y a todos los involucrados.

“Es bastante sorprendente pensar que hace menos de un mes trajeron a cuatro miembros de la tripulación”, dijo Rubins, microbióloga y una de cuatro estadounidenses en la estación. “Y ahora traen un vehículo lleno de ciencia de clase mundial para que nosotros utilicemos”.

La cápsula de cargamento Dragon estará un mes en la estación espacial, antes de retirarse y caer sostenida por un paracaídas al océano Atlántico con muestras científicas y equipo desechado. La cápsula para la tripulación se quedará hasta la primavera.