noviembre 15, 2020

ESCRIBE: Carlos Ricardo Lázaro

Perú siempre la tiene cuesta arriba. Al mal inicio en las Eliminatorias, ahora debemos luchar contra la historia. Ninguna selección de nuestra región consiguió la clasificación a un mundial, tras sumar un solo punto en los tres primeros partidos.

Este martes, para cambiar las estadísticas futbolísticas, debemos vencer en el estadio Nacional a un gigante del mundo. Argentina aterriza en Lima con Lionel Messi y nuevos rostros.

el panorama ‘che’. Luego de tres finales perdidas (Mundial de Brasil 2014, Copa América de Chile 2015 y Centenario de EE.UU. 2016) y una eliminación en octavos en el Mundial de Rusia 2018, la ‘Albiceleste’ optó por un cambio de generación con Lionel Messi como estandarte.

Desde la Copa América de Brasil 2019, donde alcanzaron el podio al culminar en la tercera posición, se observa una nueva selección.

“El entrenador Lionel Scaloni ha iniciado un recambio generacional que era necesario. Muchos futbolistas, con importantes logros personales o colectivos en sus clubes ya habían cumplido su etapa en la selección. Además, cargan un enorme peso en la mochila por los tropiezos en las últimas competencias. Se necesitaba aire fresco y Scaloni lo ha conseguido, porque ha conformado un plantel comprometido, que reconoce que debe esforzarse al máximo para superar a todo rival que se le presenta”, dice Diego Borinsky, reconocido periodista de La Nación y radio Cadena 3 Argentina.

FALTA EL ESTILO

Su balance sobre las primeras tres presentaciones de Argentina en las Eliminatorias es buena, pero con un detalle que no es menor. “Más allá de que Argentina ha logrado hasta ahora resultados positivos, Scaloni todavía no encuentra una identidad de juego y se refleja en los pasajes de los tres partidos. Hay buenos momentos, pero falta consolidar un estilo. Además, está claro que Messi no es el mismo que antes. No puede resolver como en el pasado y es entendible. Sigue siendo el mejor del mundo, pero no cuenta con las mismas características de hace un par de años y eso no solo se ve en Argentina, sino también en Barcelona”, agrega.

Frente a Ecuador, se vio a una escuadra ‘che’ plagada de nervios, pero que pudo contrarrestar el poderío físico del rival y consiguió la victoria. En Bolivia, más que buen juego, hubo rebeldía y predisposición del equipo durante todo el encuentro y alcanzó para sumar tres puntos más. Finalmente, frente a Paraguay, mostró un mejor nivel que sus anteriores presentaciones, pero no pudo penetrar el bloque ‘paragua’. “Creo que se mereció más que un empate, pero el oponente tuvo una gran actuación defensiva, fueron ordenados y sobre todo jugaron al filo de la expulsión porque fueron muy rudos”, agregó.

¿y perú?. “Obtuvo un buen empate en Asunción y contra Brasil, más allá de la polémica actuación del árbitro y del VAR, dejó claro que es una selección que va a dar a pelea a cualquiera. Creo que perder con Brasil es lógico, es un equipo que está por encima de todos en Sudamérica. De eso no hay duda. No obstante, esperaba más del equipo de Ricardo Gareca en su visita a Chile. Es verdad que tiene importantes ausencias como Paolo Guerrero, pero en las Eliminatorias siempre es importante sumar y eso está careciendo Perú. El ‘Flaco’ (Gareca) cuenta con un buen equipo y posiblemente Argentina lo sufra en Lima. Creo que el ítalo-peruano (Gianluca Lapadula) tendrá más minutos que en el duelo con los chilenos, donde dejó buenas impresiones. Scaloni debe tener mucha atención, porque Perú tiene armas”, concluye Borinsky. A cambiar la historia.