noviembre 3, 2020

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el rescate de Air Europa con la inyección de 475 millones de euros de dinero público a cuenta del nuevo fondo de solvencia destinado a dar apoyo a compañías estratégicas que se han visto impactadas por la pandemia de la covid-19. La operación se realizará mediante la concesión de un préstamo participativo de 240 millones de euros y otro ordinario de 235 millones, dos instrumentos recogidos en la regulación del fondo de solvencia.

“Se trata de la primera operación de respaldo temporal” aprobada a cuenta de este instrumento, ha señalado la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, al término del Consejo de Ministros que ha aprobado la medida.

Como el resto de las empresas que se acojan a este apoyo público temporal, Air Europa dispondrá de seis meses para ejecutar los dos préstamos y un plazo máximo de seis años para devolver en su totalidad los fondos que reciba. Aunque el Ministerio de Hacienda no ha hecho públicas en su nota las condiciones a las que supedita la inyección de dinero público ni el plan de viabilidad presentado por la empresa, la ministra de Hacienda aclaró, a pregunta de los periodistas, que el Gobierno se reserva la posibilidad de autorizar operaciones de compraventa o posibles alianzas que Air Europa pueda desarrollar “en este nuevo marco de configuración de las empresas de la aviación tras la pandemia”.

Una condición fundamental ya que Air Europa está pendiente de su compra por Iberia, una operación anunciada hace un año por 1.000 millones de euros, que ha sido aplazada por la pandemia a la espera de redefinir sus condiciones, que incluyen una notable rebaja del precio pactado originalmente. Asimismo, el Ejecutivo podrá nombrar dos consejeros en el consejo de administración de Air Europa y a “consensuar” el nombramiento del consejero delegado.

La aerolínea propiedad de la familia Hidalgo forma parte del grupo Globalia y en su mejor ejercicio, en 2018, consiguió un beneficio neto de 50 millones de euros. En el actual prevé pérdidas de más de 400 millones debido a la pandemia. Con estas cifras, resulta prácticamente imposible que la aerolínea pueda devolver las ayudas públicas en 2027 por sí sola, y deberá contar con el apoyo del grupo IAG, matriz de Iberia, si finalmente confirma su compra, máxime cuando el tráfico aéreo no está previsto que se recupere hasta 2023 o 2024, según las previsiones de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo, por sus siglas en inglés).

En este sentido, Montero se ha limitado a aseverar que Air Europa cumple todos los requisitos para recibir la ayuda aprobada, pues la crisis ha causado un indudable “impacto” en la compañía, que ha sufrido “resultados negativos” de importancia que dificultan su labor “estratégica” y la prestación de “un servicio esencial para asegurar la conectividad de España” y dar acceso a sus puntos turísticos.

El Ministerio de Hacienda explica que ha accedido a rescatar Air Europa porque es una compañía estratégica para España. “Esta aerolínea presta un servicio esencial para asegurar la adecuada conectividad de España, tanto en vuelos domésticos como internacionales, al mantener rutas donde su presencia contribuye decisivamente a garantizar una adecuada oferta, favoreciendo así a los usuarios”, ha asegurado en nota de prensa.

El fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas está dotado con 10.000 millones de euros, depende del Ministerio de Hacienda y es gestionado a través de un consejo gestor por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).