noviembre 2, 2020
Una oficina del Banco Sabadell en Madrid.
Una oficina del Banco Sabadell en Madrid.

El Banco Sabadell ha anunciado este lunes por la mañana a los sindicatos que recortará su plantilla en 1.800 personas, el 11% del total. Hasta ahora se barajaba la posibilidad de que llegara hasta 2.000 trabajadores, aunque según las conversaciones oficiales serán 1.800 puestos de empleo a través de bajas incentivadas y prejubilaciones a final del año.

El banco ha afirmado que las salidas serán financiadas a través de la venta durante este año de una cartera de renta fija con la que quieren obtener 115 millones de plusvalías netas. El plan de reestructuración se reparten en 850 bajas de funciones administrativas, 450 bajas de funciones comerciales, y 500 en centros corporativos y estructuras territoriales.

La entidad, que ha admitido que está abierta a buscar fusiones con otros bancos siempre que aporten valor para el accionista, ha preferido adelgazar sus estructuras mientras ante la caída de ingresos y el avance de la digitalización. Las salidas de personal están previstas para el 31 de diciembre de este año, es decir, de cara al inicio del primer trimestre, según informó CC OO. El sindicato, que cuenta con el 42% de la mesa, ha valorado “positivamente” un plan que, “de inicio, no tiene intención de aplicar un ERE y, por tanto, evitar cualquier medida traumática”.

CC OO pide más datos al banco

Asimismo, el sindicato ha detallado que desde la entidad “no han aportado ningún dato con contenido suficiente para valorar su efecto en la plantilla», como pueden ser las condiciones económicas que hay que negociar, su afectación territorial y otros contenidos “cruciales” en la negociación.

La próxima reunión será este jueves, y la organización sindical confía en que la empresa financiera aporte ya “todos los datos necesarios” para abordar esta negociación con la máxima garantía. CC OO ha exigido que este plan venga acompañado de medidas estructurales que garanticen la viabilidad y seguridad de la plantilla que quedará prestando sus servicios en el Sabadell, con el ajuste de su plan de digitalización.

El sindicato, mayoritario en la plantilla del banco, ha reclamado el principio de voluntariedad para todas las salidas, un plan viable para el personal que continuará en el banco y tener toda la información de forma previa, con un calendario de reuniones eficaz.