noviembre 9, 2020
Entrada de un supermercado Dia, en Madrid.
Entrada de un supermercado Dia, en Madrid.PABLO MONGE

La cadena de supermercados Dia ha informado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que tiene abiertas conversaciones para una nueva ampliación de capital y refinanciación de la deuda. “Dia informa que se encuentra en negociaciones con el grupo LetterOne, DEA Finance Sarl y con sus entidades financieras acreedoras en relación a un acuerdo global sobre su estructura financiera y de capital a largo plazo que permitiría al equipo directivo enfocarse en el cumplimiento del plan de negocio”, explica en el comunicado.

La compañía reconoce las conversaciones, aunque asegura que todavía no hay nada cerrado. “A fecha de hoy no se ha alcanzado acuerdo alguno. Dia informará oportunamente al mercado, en su caso, de los avances que se produzcan en dichas negociaciones”, zanja la nota. Esta aclaración de la empresa llega tras la información adelantada por CincoDías, en la que se desgranaban los planes de la compañía.

Entre estos planes se encuentra la intención del magnate ruso Mijaíl Fridman para capitalizar 200 millones de la deuda que inyectó en la firma en junio del año pasado. Y, además, la petición a los bancos —Santander y BBVA son los que más peso tienen— que amplíen el vencimiento del crédito para proveedores por unos 71 millones hasta junio de 2021. Por el momento, los 900 millones del crédito sindicato que vence en marzo de 2023 no entran en la negociación.

Según CincoDías, los representantes de Fridman y los bancos de cabecera de Dia se reunieron la semana pasada. En el encuentro se explicó el plan de la cadena para reforzar sus fondos propios, así como la petición de que las entidades financieras ampliasen el vencimiento del crédito. Este proceso exigiría ejecutar una nueva ampliación de capital, aunque ya en la última junta de la empresa se autorizó una operación similar por hasta el 20% del capital sin necesidad de derecho de suscripción preferente.

Mejor posición

La situación de la compañía ha dado un vuelco desde 2018 hasta ahora. Para bien en este caso. Entonces, la cadena de supermercados estuvo a horas de entrar en concurso de acreedores. Pero ha llovido mucho desde ese 2018 y ahora el equipo de Fridman que controla Dia ha asentado el negocio en España. Además, aunque parezca contradictorio, el contexto de crisis actual ayuda a la situación de la empresa, ya que las cadenas de supermercados son de los pocos negocios que han mantenido su nivel de facturación.

En este contexto, LetterOne lanzó este verano una oferta de compra por las dos emisiones de bonos de Dia, de 300 millones cada una. Se quedó con 293 millones de los 300 que vencen en 2021 y con 269 millones de los 300 que expiran en 2023. Con el movimiento que trata de realizar ahora la compañía mejoraría la estructura de capital de la firma a través de la capitalización de una parte de la deuda que le debe a LetterOne (propiedad también de Fridman). La deuda neta de Dia superaba a cierre de junio los 1.250 millones de euros.