noviembre 9, 2020

Dinamismo, prestaciones, autonomía y repostar cuando quieras sin necesidad de planificar: ventajas clásicas de un motor de combustión. Movilidad cero emisiones en trayectos cortos, el uso práctico del día a día con un consumo anecdótico: ventajas de la propulsión eléctrica, cada vez más valoradas por los conductores especialmente en entornos urbanos. ¿Será una utopía disfrutarlas todas en el mismo vehículo y con un nivel de prestaciones sin precedente? Es posible. De hecho, son realidad en la tecnología híbrida enchufable de los modelos TFSIe.

Todas sus ventajas convergen en la máxima eficiencia gracias a la triple versatilidad de un motor eléctrico que propulsa el coche por sí solo, ayuda al motor de combustión con un empuje adicional o funciona como un generador en las fases de recuperación, convirtiendo la energía cinética en eléctrica para recargar la batería.

Según el modelo, el propulsor eléctrico entrega hasta 105 kW (143 CV) de potencia, lo que garantiza prestaciones sobradas, una experiencia óptima tanto en conducción sosegada como deportiva y autonomía eléctrica para recorrer hasta 59 km —según el ciclo de homologación WLTP—. Suficiente para la media de desplazamientos urbanos en España, unos 33 km diarios.

Dos motores, tres funcionamientos

EV es el modo eléctrico, se activa por defecto al iniciar la marcha y es el más apropiado para desplazarse a baja velocidad. Solo consume electricidad hasta agotar la batería. Auto, el modo propiamente híbrido, combina ambos motores, selecciona automáticamente el tipo óptimo de propulsión e inyecta la energía del eléctrico cuando es preciso. El tercer modo, Hold, conserva la carga de la batería con mínimas fluctuaciones para utilizarla después, por ejemplo en ciudad tras un trayecto inicial por carretera.

La gestión predictiva logra una distribución inteligente de la carga de batería todo el trayecto, activa el modo de marcha por inercia y recupera energía en frenadas y desaceleración. Además el plan de viaje en larga distancia se actualiza con datos a tiempo real de navegación, el entorno y el tráfico. La combinación de los tres modos de funcionamiento asegura el placer de conducir unas prestaciones óptimas con el consumo más bajo posible, siempre.

Distintivo 0 Emisiones: todo ventajas

En España la DGT solo otorga el distintivo 0 Emisiones a los vehículos de propulsión totalmente eléctrica o híbridos enchufables con autonomía eléctrica superior a 40 km. Conclusión, todos los Audi TFSIe lucen ese distintivo medioambiental en su parabrisas. Y por tanto sus propietarios disfrutan las ventajas que conceden las Comunidades Autónomas, los beneficios asociados a la compra del vehículo y su uso, y demás contribuyen a la reducción de emisiones.

Están exentos del impuesto de matriculación* (según normativa de impuesto de matriculación actual) y pueden recibir las ayudas del plan MOVES —incentivos a la movilidad eficiente y sostenible—. Soportan menos restricciones a la circulación, se les permite circular por ciudad en escenarios de alta contaminación y utilizar sin restricciones el carril bus-VAO. Su aparcamiento en las zonas reguladas de Barcelona y Madrid es gratuito.

Recarga en casa y en carretera

Los nuevos híbridos enchufables incorporan de serie un cable de carga para tomas de corriente domésticas e industriales. Con una potencia de carga máxima de hasta 7,4 kW, la batería vacía puede completarse en apenas dos horas y media.

MyAudi app permite aprovechar los servicios personalizados de Audi connect en cualquier smartphone, verificar el estado de la batería y la autonomía, iniciar el proceso de carga, programar el temporizador, consultar estadísticas de carga y consumo, ubicar electrolineras —función que comparte el MMI Navegación plus—, incluso climatizar el habitáculo antes de iniciar el trayecto y calefactar o ventilar volante y asientos en modelos con esa equipación.

Además del cable para recargar en el garaje, los modelos TFSie incluyen otro cable de modo 3 para los teminales de carga públicos. Y el servicio e-tron Charging Service de Audi, que da acceso a 180.000 puntos de carga en Europa con una sola tarjeta, está disponible para el cliente que lo solicite.

Cuestión de capacidad

Los ingenieros han diseñado una integración especial de la batería para que apenas reste espacio en el maletero y dotarle de una capacidad ligeramente menor que los modelos convencionales.

También mantienen la capacidad de remolque, algo muy valorado por los usuarios de vehículos SUV y Avant. En los modelos PHEV (híbridos enchufables) de Audi, esa capacidad es idéntica a la de los modelos convencionales.

Crecimiento futuro (y sostenible)

En la búsqueda de una movilidad sin emisiones, posible con la implantación de los vehículos de propulsión 100% eléctrica como los Audi e-tron, la marca de los cuatro aros también apuesta por la tecnología PHEV para contribuir a la sostenibilidad del transporte y a los objetivos planetarios de descarbonización. No hay marcha atrás, seguirá ampliando su oferta en estos vehículos de futuro.