Después de un paro de siete meses por la pandemia de covid-19 y con la segunda ola del virus ya controlada, Cuba reabrió este jueves al turismo internacional su balneario más famoso, Varadero, y la mayoría de sus aeropuertos, excepto el de La Habana.

La capital, única terminal de las aerolíneas estadounidenses, aún no ha entrado oficialmente en la etapa de “nueva normalidad” y de momento no ha anunciado fecha para el reinicio de los vuelos.

Mientras que el balneario de Varadero ya está listo para recibir a los visitantes internacionales, que deben comenzar a llegar a partir de la semana próxima en vuelos desde Reino Unido, Alemania y Rusia.

La compañía alemana TUI, el mayor turoperador del mundo, o la aerolínea Cóndor ya han confirmado que retomarán sus operaciones con este destino caribeño.

La paradisíaca península de Hicacos será el primer punto de la isla grande al que podrán regresar los turistas foráneos, quienes desde julio pasado ya podían visitar Cuba, pero con estancias limitadas para evitar brotes de coronavirus.

Las autoridades locales aseguran que el aeropuerto Juan Gualberto Gómez del balneario, cuenta con todas las certificaciones de bioseguridad.

Varadero, elegida en 2019 la segunda mejor playa del mundo según TripAdvisor, es uno de los mayores reclamos turísticos de Cuba.