En 2015, los españoles decidimos fragmentar nuestro voto y la ingobernabilidad es la nueva norma. El ciclo presupuestario, un pilar determinante que costó décadas construir para tener una economía y una democracia sana, refleja la grave crisis institucional. El Gobierno de Sánchez lleva dos años gobernando con unos presupuestos prorrogados de 2018 que se aprobaron siete meses tarde y que incumplieron el mecanismo europeo al aprobar medidas de aumento de las pensiones sin subidas de impuestos o recortes de gasto en otras partidas….