septiembre 15, 2020

Un anciano de 80 años convivió con el cadáver de su esposa durante cinco días, a la espera que las autoridades recogieran el cadáver; así lo señalaron vecinos del pueblo joven Cchoco, distrito de Santiago en Cusco.

Erasmo Sarmiento Rendon permaneció al lado del cuerpo embolsado de su esposa. Sus vecinos manifestaron que días atrás llegaron los del comando COVID-19 del distrito de Santiago, tomaron pruebas al cadáver, embolsaron el cuerpo y dijeron que regresarían para recogerlo, pero no sucedió.

Comando COVID-19 nos dijo entiérrenlo ustedes, pero el señor no tiene dinero ¿Por qué han venido dos y lo han dejado así? Hasta ahora no nos han dado el certificado”, señaló una vecina.

El olor que emanaba del cuerpo los alertó y llamaron a las autoridades sanitarias, las cuales a insistencia de los vecinos recogieron el cuerpo y lo trasladaron a la morgue.

Aún no se sabe los resultados de las pruebas realizada al cuerpo, los moradores piden se desinfecte el lugar y se aísle la zona como forma de prevención.

Erasmo y su esposa Margarita Aime Tinta de 85 años vivían en una habitación alquilada, la pandemia los hizo quedarse. No se sabe nada de sus familiares y el octogenario necesita ayuda para poder subsistir en medio de esta pandemia.