noviembre 4, 2020

La crisis de Covid-19 se sigue desarrollando ante nuestros ojos y muchas personas han cambiado sus hábitos de vida y por lo tanto los hábitos de consumo se han transformado en tiempo récord.

Uno de esos hábitos es el manejo del dinero, sobre todo del dinero en efectivo. Muchísimas personas no solo tienen la angustia de salir a sacar dinero de los cajeros, también está la preocupación de recibir dinero que haya estado en contacto con una persona afectada por el virus. 

 

¿El efectivo propaga contagios?

Muchas instituciones alrededor del mundo como los bancos centrales de China, Corea del Sur y Estados Unidos, tomaron medidas para “poner el dinero en cuarentena”. Ante estas acciones algunos interpretaron que manejar el dinero físico significaba exponerse a altas probabilidades de contagiarse. Por ello, a continuación aclararemos estas preguntas.

Por una parte los virus y bacterias pueden vivir en superficies como el papel, el plástico, el cartón y el acero. De hecho, una investigación preliminar señala que el SARS-CoV-2 vive en el cartón por 24 horas y hasta tres días en materiales como el acero y el plástico. Claro, existen otras investigaciones que indican que esto no sólo aplica para el coronavirus, sino también otras enfermedades como la salmonela o la influenza. 

Pero lo que hay que tener en claro es que hasta el momento no existen pruebas de que el dinero físico fomenta la propagación del SARS-CoV-2. De hecho, para aclarar estos temas la agencia de noticias de la CNBC entrevistó a Michael Knight, profesor en la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de George Washington. El entrevistado señaló que el Covid-19 no se propaga cuando tiene contacto con la piel de las manos, pues sólo se conduce cuando la infección se transfiere de la mano a lugares como la boca, la nariz o los ojos. 

Por ello, ante este tema, la Organización Mundial de la Salud recomienda lavarse las manos después de estar en contacto con dinero en efectivo y recomienda que empresas y vendedores opten por pagos sin contacto.  

¿Es conveniente migrar a los pagos digitales en tiempos de coronavirus?

Como hemos visto no hay pruebas de que el efectivo sea un medio de contagio sin embargo, los comercios sí deberían considerar migrar a pagos sin contacto para darle tranquilidad a las personas que se sientan ansiosas por manejar el dinero físico. 

De hecho, muchos gobiernos y empresas de pagos en línea ya tienen mucho tiempo para que las distintas comunidades se olviden de los billetes porque es más práctico; además de que fomenta prácticas de transparencia, rendición de cuentas y por lo tanto de anticorrupción. 

 

¿Qué otras opciones existen para diversificar los métodos de pago?

Ahora con todo esto en mente quizá te estés preguntando qué otras opciones de pago existen para pagar o cobrar en el caso de que seas emprendedor. 

Tarjetas Contactless

Una tarjeta contactless, es aquella que no necesita ser deslizada o introducida en una terminal bancaria para hacer el pago. Para pagar, lo único que necesitas hacer es colocar por unos segundos el plástico en un punto específico de la terminal.

Cabe destacar que este tipo de tarjetas se implementaron para evitar la clonación, pues desafortunadamente algunas personas aprovechan el momento en el que reciben la tarjeta para introducirla en las terminales para copiar la información del plástico.

El único detalle es que aunque esta tecnología no es tan nueva como se podría pensar aún existen muchos mercados (como el mexicano) donde no se ha popularizado su uso. La principal razón es que para que se popularice su uso también deben existir terminales que puedan procesar este tipo de Tarjetas.

Monederos electrónicos

También son conocidos como e-wallets y te permiten vincular tus tarjetas a una solución instalada en tu smartphone, la cual puede ser Samsung Pay, Apple Pay o Google Pay. Esto depende del modelo de teléfono que tengas puesto que para ocupar los e-wallets tu dispositivo debe tener un chip que pueda comunicarse con la terminal a través de una terminal que se conoce como tecnología de campo cercano, que por sus siglas en inglés se conoce como NFC.  Al acercar tu smartphone a la terminal se comunica con este y solicita tu huella o tu NIP. 

También la banca tradicional, dentro de sus aplicaciones tiene funciones que se asemejan a los e-wallets. Por ejemplo, hay quienes permiten a los usuarios crear tarjetas digitales para compras en línea e incluso hacer pagos a través de códigos QR.

Pagos en línea

Debido a las medidas de distanciamiento social las compras en línea han ido ganando nuevos usuarios en todo el mundo. Por ejemplo hasta hace unos años en México muchísimas personas aún preferían canales tradicionales. 

Consecuentemente la mayoría de los compradores se localizaban únicamente en el centro del país. Pero con el paso del tiempo el comercio electrónico mexicano ha ganado compradores en otras regiones como el Pacífico y el Sureste. Este logro es en parte porque las plataformas de pago online en México han entendido la necesidad de ofrecer más métodos, además de tarjeta de crédito y débito. 

De hecho, la Asociación Mexicana de Ventas Online, en su más reciente estudio destacó que el 48% de los compradores afirmó que la diversificación de métodos de pago es un motivador para  usar el comercio electrónico. 

Otras de las preocupaciones, que seguramente te serán muy familiares, son que las compras sean seguras. Es decir, que exista una protección en caso de fraude electrónico, que los productos tengan garantía y que incrementen los niveles para autenticar las compras.

Si tu tienes estas mismas preocupaciones al comprar en línea lo mejor será que tomes algunas de estas precauciones: 

  • Compara precios y productos entre 3 a 5 alternativas. Si algo es mucho más barato puede que sea demasiado bueno para ser verdad. 
  • Revisa las políticas de devolución para revisar cuál es el proceso en caso de que no estés a gusto con tu producto. 
  • Verifica las redes sociales del sitio en el que estás pensando comprar para leer reseñas de otros clientes o ver qué tan buena es la atención al cliente. 

Ligas de Pago

Hasta ahora cuando hablábamos digitales sólo se consideraba las opciones que mencionamos con anterioridad, pero como seguramente te habrás dado cuenta muchas de esas no son para todos; ya sea porque se necesita un smartphone de un modelo específico, que la terminal bancaria tenga la tecnología necesaria que la banca móvil permita ciertas funciones, y en el caso de los pagos en línea los comerciantes necesitan contar con un sitio web, algo que para muchos pequeños negocios puede llegar a ser complejo. 

La buena noticia es que algunas empresas de pagos digitales se han movilizado rápidamente para que se pueda cobrar por redes sociales, mensajes de texto o correo electrónico e incluso sin la necesidad de contar con un sitio web. Ojo, no se trata de lo que, en España, se conoce como cargo a la factura del móvil, donde para comprar usas un número de teléfono móvil para que puedas liquidar dicho cobro en tu próxima factura.

Esta tecnología a la que también se le conoce como pagos a distancia ya se ha implementado en España y se lanzó recientemente en México por Clip, una de las fintechs líder del país. Para que no exista ninguna confusión a continuación ejemplificamos cómo se realizaría un cobro a través de esta tecnología;

Imaginemos que sigues a una marca de ropa independiente en Instagram y deseas comprarles una de sus prendas. Una vez que quedes de acuerdo sobre el precio y el método de envío, los comerciantes envían un Enlace Clip, el cual podrá llegarte por correo electrónico, los mismos mensajes directos de Instagram e incluso a través de mensajes de texto. Cuando tu des clic en el enlace se abrirá una pestaña del navegador y te mostrará un formulario para llenar tu información bancaria, así como cuando finalizas la compra en un sitio web. 

Conclusión

Como puedes ver hay muchas alternativas que puedes usar y si eres emprendedor puedes adoptar para vender y adaptar tu negocio en la nueva normalidad