Los tipos bajos y la caída del precio de la vivienda plantean el escenario ideal para comprar una vivienda

Si estás pensando en comprar una casa, no sólo es buen momento, probablemente te encuentres ante una de las mejores ocasiones para hacerte con esa vivienda para la que llevas ahorrando tanto tiempo. 

El euríbor, principal índice de referencia hipotecario en las hipotecas variables, lleva  más de cuatro años en negativo y hace un mes que marcó su último mínimo histórico. Esta caída lleva produciéndose año tras año desde febrero de 2016, cuando el indicador invirtió su tendencia. Lo cierto es que tampoco parece que vaya a cambiar, los expertos en el sector auguran diez años más los que el euríbor se mantenga en números rojos.

Esto ha provocado que los bancos hayan sacado toda la artillería para asegurarse los clientes ante una oferta de tipos bajos, tanto a fijo como variable, muy competitiva. 

Por otro lado, la crisis del Coronavirus ha afectado directamente a la economía y al mercado inmobiliario. Sólo desde que comenzara la pandemia el precio de la vivienda ha registrado una caída superior al 7% en las zonas de costa, mientras que a nivel nacional alcanza un 3%, según la última estadística mensual de Tinsa.  Hay que tener en cuenta que, pese a registrar estas cifras, la rebaja podría ser incluso mayor, puesto que el mercado de la vivienda suele tardar en ajustar su precio al ciclo económico.

“Si juntamos estos dos factores nos encontramos ante un panorama de tipos bajos no visto anteriormente y una depreciación del valor de la vivienda que, juntos, convierten el momento actual en el idóneo para dar el paso definitivo en la decisión de comprar un inmueble”, declara el directo de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli.

comprar-vivienda-es-buen-momento

Descubre las mejores hipotecas de octubre

¿Puedo esperar todavía un poco más?

Aunque es previsible que el euríbor mantenga la tendencia a la baja durante un periodo prolongado de tiempo, esto dependerá de las decisiones que tomen los organismos centrales en Europa, algo que no podemos saber con toda seguridad. Además, hay que tener en cuenta que la situación que ha dejado la pandemia en los precios de la vivienda puede variar de un momento a otro en función de cómo ésta evolucione. Por lo que, si disponemos de los ahorros necesarios (alrededor de un 20% del capital de la hipoteca) esperar a que la caída se acentúe también supondrá arriesgarnos a que esto no se acabe produciendo.

Si ya hemos tomado la decisión ¿mejor a tipo fijo o variable?

Depende del nivel de riesgo que se esté dispuesto a asumir y de otra serie de variables que hagan más adecuada un tipo de hipoteca u otra a tu perfil. “Las hipotecas variables disfrutarán con toda probabilidad de un periodo de rebajas a medio o largo plazo, pero las entidades están trabajando en cambios en productos a tipo fijo muy semejantes a la oferta que podía ofrecer el tipo variable, por lo que es probable que muchas personas prefieran la estabilidad y seguridad de saber que van a pagar siempre lo mismo», señala Simone Colombelli.