noviembre 6, 2020

Según los últimos reportes de las autoridades, unas 150 personas murieron o están desaparecidas en Guatemala por los deslaves derivados de las torrenciales lluvias del ciclón Eta.

Una aldea indígena completa fue soterrada y hay muchos desaparecidos, informó este viernes el presidente de Guatemala Alejandro Giammattei.

“Calculamos que entre fallecidos y desaparecidos las cifras no oficiales nos arrojan más o menos 150 muertos”, declaró el mandatario.

El gobierno ha movilizado al Ejército hasta la aldea Quejá, en el municipio norteño de San Cristóbal Verapaz, para comenzar las tareas de rescate y búsqueda de personas soterradas.

En la comunidad de Huehuetenango, en la frontera con México, otro alud dejó al menos diez muertos.

Las fuertes lluvias han provocado deslaves y mantienen cerradas las carreteras en la zona de Quejá y el gobierno ha calificado como “crítica” la situación.

Además, cerca de 2,500 de indígenas mayas han perdido todas sus pertenencias por los deslaves y cuyas comunidades están incomunicadas por lo que se habilitaron varios albergues con provisiones de alimentos y agua.