Los fanáticos de Atalanta atacaron el autobús que transportaba a los jugadores del Ajax a su llegada al Gewiss Stadium, para el duelo correspondiente a la segunda fecha del Grupo D de la Champions League que terminaría empatado 2-2.

Un nutrido grupo de fanáticos dieron un violento recibimiento a la movilidad de los holandeses, con cánticos intimidantes e iluminando el camino con bengalas encendidas, pero todo se desbordó cuando un objeto contundente rompió una de las lunas del transporte.

El diario holandés “De Telegraaf” confirmó la agresión hacía el autobús que era custodiado por la policía italiana. Ningún jugador resultó herido debido a que el vehículo contaba con doble vidrio de protección y solo se rompió el cristal exterior.

El duelo entre Atalanta y Ajax terminó empatado 2-2 con goles de colombiano Duvan Zapata en la segunda parte (54′ y 60′). El serbio Dusan Tadic de penal (30′) y el burkinés Lassina Traoré (38′) habían adelantado la cuenta para la visita.

Este empate permite al Atalanta ser segundo del grupo con 4 puntos, dos por detrás del Liverpool que derrotó por 2-0 al Midtjylland danés, mientras que el Ajax queda con 2 puntos en dos jornadas.