El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante su intervención en el congreso de directivos.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante su intervención en el congreso de directivos.Kai Försterling / EFE

Mientras en el Congreso de los Diputados se debate la moción de censura presentada por Vox, los presidentes de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, y de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE); Antonio Garamendi, volvían a reclamar a los grupos políticos que no se pierdan en divisiones y atiendan a los ciudadanos. Los dos, que han intervenido en el Congreso de Directivos que se celebra en Valencia organizado por la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), han hecho una defensa de las instituciones, de la democracia y la economía social de mercado en la que “la empresa es el motor y la clave de la prosperidad» y de la creación de riqueza.

Asimismo, los dos líderes empresariales han coincidido en pedir a las Administraciones que se vuelquen en fomentar las inversiones en los campos que ha trazado la Unión Europea, es decir, en la transformación digital y la transición ecológica, así como en la formación y la internacionalización de la empresa española. En ese sentido, han reiterado la colaboración público-privada como esencial para poder llevar a cabo todas las acciones que sean necesarias y que, a su juicio, se ha puesto en evidencia durante este tiempo de crisis.

“Basta de ensoñaciones y demagogias, vayamos a salvar a la gente y los que no sean viables que se reinventen y lo sean”, ha subrayado Bonet después de decir que el debate está en “rendirse y morir o luchar y salvarse” y que la clave está en que “somos capaces resistiendo y creando”. El dirigente catalán ha defendido también el emprendimiento y la flexibilidad en el contexto europeo. “Europa nos va a salvar a través de los fondos, y eso significa deuda, porque esos fondos son para mejorar, no para aguantar”. Para ello, según Bonet, “se necesita a la banca y seguir en la línea que ha marcado Europa, de transformación digital, ecológica y el conocimiento”.

Precisamente, Garamendi, tras incidir en que a la banca siempre se la denigra como “los malos”, ha destacado su papel como el sector que está haciendo un gran esfuerzo al prestar a las empresas más de 100.000 millones de euros mientras está por ver lo que pone el Estado. El dirigente vasco ha defendido la función de la patronal CEOE en la crisis y, asimismo, la independencia y el sentido de Estado y lealtad institucional que han demostrado los agentes sociales trabajando por el país. “Hemos firmado seis acuerdos en este periodo”, ha enfatizado Garamendi para demostrar su aseveración.