noviembre 12, 2020

Cellnex Telecom ha cerrado la compra de las 24.600 torres y emplazamientos de telecomunicaciones que el operador asiático CK Hutchison tiene actualmente en Europa por un valor de 10.000 millones de euros, de los cuales 8.600 millones se pagarán en efectivo y 1.400 millones en acciones que representan en torno a una participación del 5% en el capital de la compañía, informó este jueves la firma española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La operación, que se venía gestando desde hace meses, es la mayor que afronta en su historia la gestora de infraestructuras. Del total de 24.600 emplazamientos a adquirir, 8.900 corresponden a Italia, 6.000 al Reino Unido, 1.150 a Irlanda, 2.650 a Suecia, 1.400 a Dinamarca y 4.500 a Austria, de manera que la compañía entrará en tres nuevos mercados: Austria, Suecia y Dinamarca. Así, pasará a operar en un total de 12 países europeos, además de ampliar su presencia en mercados clave como Italia, Irlanda y Reino Unido en los que duplicará el volumen de activos gestionados.

Además, prevé desplegar 5.250 emplazamientos adicionales en los próximos ocho años, que contarán con una inversión asociada de hasta 1.400 millones de euros, incluyendo otras iniciativas. Así, 1.100 se prevén en Italia, 600 en Reino Unido, 100 en Irlanda, 2.550 en Suecia, 500 en Dinamarca y 400 más en Austria.

El operador de telecomunicaciones pagará en efectivo al cierre de la transacción las torres en Suecia, Austria, Italia, Irlanda y Dinamarca, y con efectivo y nuevas acciones de Cellnex al cierre de la transacción en el Reino Unido.

Previsiones financieras

Las distintas transacciones, una vez completados los despliegues previstos, incluidos los arrendamientos a terceros y las eficiencias, aportarán un Ebitda estimado de 970 millones de euros al consolidado del grupo y un flujo de caja libre recurrente de 620 millones, según las previsiones del grupo.

La cifra de negocio de Cellnex crecerá en 1.200 millones, hasta los 3.800 millones de euros, igualmente una vez completados todos los despliegues previstos, y ambas compañías firmarán contratos de prestación de servicios a largo plazo por un período inicial de 15 años prorrogables por otros 15. Las ventas futuras contratadas (backlog) de Cellnex crecen en 33.000 millones de euros, hasta un total de 86.000 millones.

El conjunto de transacciones está sujeto a las habituales condiciones formales de cierre, incluyendo donde proceda, la autorización por parte de las autoridades de competencia, mientras que el cierre de las mismas se prevé de forma escalonada y por países a lo largo de los próximos 18 meses.