noviembre 16, 2020

La desarrolladora y distribuidora japonesa de videojuegos como las franquicias Resident Evil y Street Fighter, Capcom, ha confirmado que los ciberatacantes responsables del ataque ransomware sufrido el 2 de noviembre han conseguido datos personales y de la compañía contrariamente a lo que se pensaba.

Según explican, tras la incursión no autorizada en su red, han podido verificar que algunos datos personales y financieros mantenidos por la empresa han sido comprometidos y, otros, pueden haberlo sido. Entre estos últimos encontramos información personal y corporativa que suman 350.000 elementos.


Capcom ha verificado que 9 elementos han sido comprometidos, mientras 350.000 pueden haber sido potencialmente extraídos

Datos comprometidos y potencialmente comprometidos

Work 731198 1920

Capcom, que ofrece sus «más sinceras disculpas por cualquier complicación e inquietud que esto pueda suponer para sus clientes potencialmente afectados», ha confirmado que la investigación sigue en marcha y que, de momento, ha concluido que se ha filtrado la información de antiguos empleados, trabajadores actuales e información de ventas. Hablamos de nombres, firmas y direcciones, así como de información financiera.

Respecto a la información potencialmente comprometida, aunque no se pueda asegurar al cien por cien su posesión en manos de los atacantes, se trataría de datos personales de clientes y socios comerciales de Capcom, información del servicio de atención al cliente, nombres, direcciones, correos electrónicos, fechas de nacimiento y fotografías.

El ataque ransomware no ha conseguido extraer información bancaria ni de la compañía ni de sus clientes, según Capcom

Eso sí, entre estos datos no se encontraría información de índole bancaria como tarjetas de crédito o débito de clientes, de acuerdo con los datos publicados.

Capcom ha reconocido el posible acceso a información corporativa, como la que afectaría a futuros proyectos, y ha anunciado que está contactando con todas aquellas personas y/o empresas que se han visto afectadas por este robo de información.