Fotografía de multiexposición que muestra los logotipos de las entidades bancarias Bankia y CaixaBank.
Fotografía de multiexposición que muestra los logotipos de las entidades bancarias Bankia y CaixaBank. EFE

Los pasos para la creación del mayor banco en España siguen avanzando sin pausa. Tras los consejos de administración de CaixaBank y de Bankia del 17 de septiembre pasado, en el que dieron el visto bueno a la operación, el próximo viernes 23 se han convocado otro para seguir adelante con el proceso. Los dos órganos de gobierno se reunirán y aprobarán la convocatoria de las dos juntas de accionistas, que se celebrará previsiblemente en los primeros días de diciembre, según fuentes conocedoras de la operación.

En los próximos días se conocerán más detalles de la operación, como el orden del día de las juntas generales de accionistas, que se celebrarán ambas en Valencia, el proyecto definitivo de fusión y los detalles del folleto de ampliación de capital que debe hacer CaixaBank para canjear sus acciones por las de Bankia y otros trámites.

Los dos consejos se han esperado a contar con el informe favorable del experto del Registro Mercantil, que lo ha realizado la auditora BDO. Este es un paso necesario y se realiza en paralelo al estudio que Nomura está realizando para el FROB, el fondo de rescate del Estado, que también debe afirmar que la operación está correctamente planteada.

Validar ecuación de canje y los métodos de cálculo

Los peritos tienen que validar la ecuación de canje formulada por CaixaBank y confirmar que estén justificados los métodos de cálculo empleados. De esta manera, debe constar que se han protegido los derechos de los pequeños accionistas y de los grandes, como el Estado.

La ecuación de canje es 0,6845 acciones de CaixaBank de nueva emisión por cada acción de Bankia. Este canje supone una prima del 20% sobre el nivel previo al anuncio de las negociaciones, que fue el 3 de septiembre. Se calcula que implica una prima del 28% sobre la media de los últimos tres meses.

En estos términos, los accionistas de CaixaBank, que emitirá 2.080 millones de acciones de nueva emisión, tendrán el 74,2% del nuevo banco, y los de Bankia el 25,8% restante. Así, después de la fusión, Criteria Caixa, pasará a ser el primer accionista del banco al tener una participación del 30%. El FROB será el segundo accionista con el 16%.

Los contribuyentes han pasado de tener el 62% de Bankia, y su control, al 16% de un grupo mucho mayor. Este porcentaje del capital representa los 24.000 millones de ayudas públicas que recibió Bankia y BMN (absorbida por Bankia) para sus respectivos rescates.

La revalorización de estas acciones será clave para recuperar una parte de lo destinado. El Gobierno ha dicho que no tiene “prisa” por vender su participación en el mercado, entre otras razones por que las cotizaciones bancarias están en sus niveles medios más bajos de los últimos 20 años.