Ganó la solidaridad. Lionel Messiy el resto de jugadores azulgranas aceptaron llegar a un principio de acuerdo con la directiva de Barcelona por la adecuación salarial del equipo y colaborar con la salud económica del club que se vio afectada por la pandemia de COVID-19

“En el día de hoy las partes han alcanzado un principio de acuerdo que permite hacer un ajuste del coste salarial de la temporada vigente, por un importe de 122 millones de retribuciones fijas, al que se adiciona el diferimiento durante 3 años de las retribuciones variables de esta temporada, presupuestadas en una cifra aproximada de 50 millones de euros”, comunicó Barcelona.

El Barça, aún en la etapa de Bartomeu, abrió una mesa de diálogo para alcanzar un acuerdo con los empleados del club, incluidos los deportistas profesionales, que permitiese adecuar los gastos salariales a la realidad de la COVID-19.

Esta semana vencía el último plazo que se dieron ambas partes y, al regreso de Kiev, los jugadores han hecho una última contrapropuesta que hoy ha finalizado en el principio de acuerdo.

Además de los jugadores que ya habían aceptado la propuesta inicial del club (Ter Stegen, Piqué, Lenglet y De Jong renovaron sus contratos). Por la mañana Ronald Koeman ya había aceptado la propuesta de Barcelona y se lo hizo saber a gestora antes de la reunión definitiva de hoy con el plantel.