El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció este jueves la inclusión de cerca de un millón de niñas, niños y adolescentes a la Asignación Universal por Hijo (AUH), un subsidio de la seguridad social para familias de bajos recursos.

Durante un acto realizado en la residencia presidencial de Olivos, en Buenos Aires al cumplirse 11 años del lanzamiento de la AUH, el mandatario hizo el anuncio.

Fernández aseguró que “lo primero” que van a hacer desde el Gobierno nacional es “llevar tranquilidad” a todos “aquellos padres que no pudieron cumplir con los requisitos de escolaridad y vacunación”, que son necesarios para acceder a este beneficio mensual, dirigido a personas desocupadas; a trabajadores de la economía informal, o con ingresos iguales o inferiores al salario mínimo.

El mandatario afirmó que “se buscó en medio de la pandemia a las personas sin documentos para incluirlos en los beneficios de la seguridad social y vamos a seguir con esta política de incorporar beneficiarios al sistema, sobre todo en un momento como el actual, en el cual el 50 % de los chicos menores de 14 años son pobres”.

Esta ampliación implica una inversión del Estado de 30.000 millones de pesos (unos 383 millones de dólares).

La AUH era otorgada a las familias que tuvieran hasta cinco hijos, pero desde este viernes se eliminará ese límite en la cantidad de niños y adolescentes a cargo, actualmente, el monto por cada uno es de 3.540 pesos (el equivalente a 45,20 dólares).