noviembre 5, 2020
Un trabajador de ArcelorMittal, en una imagen de archivo.
Un trabajador de ArcelorMittal, en una imagen de archivo.

ArcelorMittal, la mayor compañía siderúrgica del mundo, registró pérdidas de 1.940 millones de dólares (1.651 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2020, lo que supone más que triplicar los números rojos de 572 millones de dólares (487 millones de euros) contabilizados en el mismo periodo de 2019, según ha informado la multinacional este jueves. Entre enero y septiembre, sus ingresos bajaron un 29% en comparación anual, hasta los 39.086 millones de dólares (33.280 millones de euros), mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) retrocedió un 39,7% en comparación con el contabilizado un año antes, hasta 2.575 millones de dólares (2.192 millones de euros).

Sin embargo, en el tercer trimestre ArcelorMittal logró reducir un 51,6% sus pérdidas, hasta los 261 millones de dólares (222 millones de euros), a pesar de que sus ingresos cayeron un 20,2%, hasta 13.266 millones de dólares (11.295 millones de euros): el ajuste de costes se antoja como la variable clave en esa mejora. “El tercer trimestre marcó un mejor desempeño operativo para el grupo con los mercados del acero recuperándose gradualmente desde el difícil segundo trimestre después del final de los bloqueos”, según destaca el presidente y consejero delegado de la empresa, Lakshmi N. Mittal. Según sus cifras, todos los segmentos del acero registraron un aumento de la demanda entre julio y septiembre.

Desinversiones

Mittal expresa, asimismo, su satisfacción por haber completado el programa de desapalancamiento y desinversiones “en un entorno tan difícil como este”. Tras la venta, en septiembre, de ArcelorMittal USA por 1.200 millones de euros, la división estadounidense del conglomerado con sede en Luxemburgo, la compañía podrá priorizar la devolución de efectivo a los accionistas.

Pero, a corto plazo, la cautela se impone. “El reciente aumento de casos de Covid-19 en todo el mundo hace que sea prudente permanecer cauteloso sobre las perspectivas y debemos estar preparados para mayor volatilidad», subraya el primer ejecutivo de ArcelorMittal. “Sin embargo, nuestro éxito hasta la fecha en la protección de nuestra gente, activos, rentabilidad y flujo de caja durante la crisis nos sitúa en una buena posición para aprovechar una mayor recuperación económica”.